DICCIONARIO DE MITOS Y LEYENDAS

Inicio | Contáctenos | ?

mitos y leyendas

  RODRIGO

EL POTRO CORDOBÉS

Rodrigo Alejandro Bueno había nacido en Córdoba el 25 de mayo de 1973. A los 13 años abandonó la escuela primaria para dedicarse a la música. Admirador de Carlos la Mona Jiménez y de la música cuartetera cordobesa, comenzó como cantante del grupo Mantonegro y a los 17 años se transada a Buenos Aires para seguir con su carrera como solista. Transitó varios géneros musicales: melódico, baladas, salsas hasta que con su disco "Lo mejor del amor" retorna al cuarteto con temas que él mismo componía. Hacia 1997 realizaba numerosas y discretas presentaciones en el circuito de la bailanta cordobesa, vendiendo entre 600 y 1000 placas mensuales.

Afiche de una de sus ultimas presentaciones, en el Luna Park
Afiche de una de sus ultimas presentaciones, en el Luna Park

La explosión se produjo en Buenos Aires en 1999: la imagen de Rodrigo, como un torbellino, apareció con las tapas de revistas y los programas de televisión. El joven cuartetero batía récords de ventas, sus shows desbordaban de fans (entre ellos 13 presentaciones en el Estadio Luna Park) y sus temas eran cantados por miles de jóvenes. Los medios se ocupaban de sus romances, incentivaban rivalidades con la Mona Jiménez e impulsaban a la madre de Rodrigo, Beatriz Olave, a demostrar sus dotes artísticas. Los periodistas lo seguían en sus vacaciones por Miami, en su visita a Maradona a Cuba y lo reunían con actrices famosas para sesiones de fotos. En sólo ocho meses su vida se transformó radicalmente envolviéndolo en una vorágine de halagos, fama y dinero.

En la madrugada del 24 de junio de 2000 cuando regresaba de dar un recital en City Bell, su camioneta chocó contra el guardarrail y volcó en la Autopista La Plata-Buenos Aires. Rodrigo y Fernando Olmedo, hijo del popular cómico, salieron dispedidos del auto y murieron al impactar contra el asfalto. El cantante tenía 27 años.

La imagen

Rodrigo irradiaba alegría y felicidad: "soy de la universidad de la alegría" solía afirmar. Carismático, loco lindo, desfachatado, era más imagen que canto. Admitía no ser un buen cantante pero se reconocía como un buen intérprete de sus canciones. Se diferenciaba notablemente del aspecto del resto de los cantantes bailanteros: prefería usar el pelo corto teñido de color celeste turquesa, vestir jeans y botas tejanas. Exhibía su cuerpo (cuidado en el gimnasio), tatuajes y un rosario alrededor del cuello.

rodrigo: Miles de peregrinos levantaron un improvisado santuario en el lugar del accidente
Miles de peregrinos levantaron un improvisado santuario en el lugar del accidente
Diario Clarin del 2 de junio del 2000

Santuario

El césped, al costado del lugar del accidente en el km 26 de la Autopista La Plata-Buenos Aires, se convirtió en un santuario. Una gran cruz con su nombre acompañada de más de treinta cruces de diversos tamaños, cientos de cartas, carteles, banderas, botellas y latas llenas de cerveza, velas rojas y blancas, instrumentos musicales y cajitas de compaqs y cassettes, son las primeras manifestaciones del culto que se inicia.
Los seguidores llegan a cualquier hora, en auto, a pie, en bicicleta y en combis que anuncian con carteles "vamos al Santuario de Rodrigo". Hay gente que quiere besar el asfalto y cruzan peligrosamente la ruta.
El intendente de Berazategui dispuso hacer un monolito recordatorio al que se sumará un escenario -estilo anfiteatro- donde se harán recitales. Estará ubicado a 400 m de la autopista al que se accederá por un camino colector sin pagar peaje. Será una obra en hormigón armado celeste (color de la camiseta de su equipo de fútbol Belgrano de Córdoba), tendrá una estrella calada, una placa recordatoria y un receptáculo con vidrios blindados que guardará alguna pertenencia que dará la familia de Rodrigo. También el intendente decidió donar un lugar para hacer un museo.

Fans de Rodrigo a la altura del kilometro 26 de la autopista La Plata- Buenos Aires
Fans de Rodrigo a la altura del kilometro 26 de la autopista La Plata- Buenos Aires

Camino al cielo

La muerte de Rodrigo y el nacimiento de un nuevo santo popular fueron simultáneos. El camino fue abierto por Gilda, camino en el que transitan los "elegidos por Dios", los "ídolos cuya misión divina es traer alegría a la tierra" y que Dios se los lleva jóvenes para que en el cielo se transformen en Angeles Protectores. Este es el sentimiento de la gente que movida por legítimo dolor y por necesidad de consuelo se acercan al Santuario de Rodrigo con pedidos fundamentalmente de trabajo y salud.

La maquinaria comercial tuvo la misma celeridad: la discográfica sacó a la venta "Un largo camino al cielo", los medios televisivos obtuvieron ratings impensados exhibiendo peleas entre familiares, entre ex-novias, entre conocidos abogados. Se realizan programas especiales especulando sobre la existencia de conspiraciones secretas para silenciarlo, sobre el destino de su patrimonio, sobre la continuación del conjunto. Las fotocopias de las primeras hojas del documento de identidad de Rodrigo se venden por $5.- y existen ofrecimientos al dueño del restaurante donde el cantante cenó por ultima vez, para comprarle la silla que empleara en esa ocasión.
Rodrigo marca el nacimiento de un nuevo santo, popular y mediático.

Extraido del cdrom "ALMAS MILAGROSAS, SANTOS POPULARES Y OTRAS DEVOCIONES" por María de Hoyos y Laura Migale, Edición NAyA

Fuente:
Diccionario de Mitos y Leyendas
http://www.DiccionarioDeMitos.com.ar/

DiccionarioDeMitos.com.ar - 2007-2008